Una escuela infantil de inglés en la naturaleza

Metodología

Los niños y niñas que viven en un ambiente estimulante desarrollan su creatividad. Cada día pueden elegir entre distintas actividades y así seguir el impulso natural de aprender y autodescubrir.

Nuestro proyecto educativo sigue el currículo británico pautado en “The Early Years Foundation Stage”, donde se identifican las seis áreas de aprendizaje y los objetivos que se esperan alcanzar.
Nuestros niños trabajan en movimiento. Explorar, tocar, oler, probar … jugar a través de los sentidos son las herramientas que utilizan para asimilar las nuevas adquisiciones.

Concedemos una especial importancia a la creación de los espacios –rincones alegres, seguros y motivadores- y a cómo utilizarlos. De esta manera van forjando su mundo de experiencias y van creciendo.

Los profesores son el otro pilar de nuestra metodología. Con los niños utilizan prioritariamente el inglés y el lenguaje corporal. Su misión es acompañar desde cerca a los niños en su desarrollo, crear un clima de cariño que propicie la intercomunicación e interpretar las necesidades de cada uno. Desde esta posición de observación y reflexión los maestros reorganizan espacios y actividades para adecuarlas a los intereses de grupo, realimentando el proceso enseñanza-aprendizaje.